Jóvenes poblanos se unen, Piden castigo para Marín.

Por: Genoveva Caballero

Enviada/ Edicion Impresa

*Nadie quiere al Precioso, a través de las redes sociales en internet, los chavos rompen el cerco mediático estatal que protege al gobernador o cierra los ojos ante sus múltiples fechorías y las de funcionarios de su gabinete. 

Puebla, Mexico.- Al gober precioso lo repudian los jóvenes poblanos y han emprendido una embestida en contra suya tomando como trinchera las redes sociales, donde manifiestan su enojo por las fechorías cometidas por Mario Marín y sus cómplices.

Un ejemplo mínimo de esta reacción de los poblanos son los cientos de mensajes que han enviado al Facebook de Acentoveintiuno, algunos de ellos dados a conocer en nuestro “Acento ciudadano, buzón del lector”, a partir de la edición anterior de este periódico.

La chaviza dice que sólo así rompe el cerco que la prensa local mantiene como protección o complicidad con Marín, quien minimiza o descalifica cualquier postura crítica y etiqueta todo intento de organización social como campaña electorera o desviación partidista y tendenciosa.

Los jóvenes poblanos utilizan todo tipo de lenguaje. Los hay desde los muy propios y de lenguaje “normal”, pero seguros en su exigencia de que se respeten las leyes en la entidad y se castigue a los funcionarios públicos que hayan cometido o cometan delitos o abusos en contra de la ciudadanía.

Otros son más radicales y con términos comunes al caló juvenil actual piden juicio político y cárcel para Mario Marín y exmiembros de su gabinete o en funciones.

Acentoveintiuno contactó a varios de ellos, a fin de hacer extensiva su protesta y que más poblanos se enteren de la ola crítica que el Precioso ha construido en su contra.

¿EN QUÉ GASTÓ?

Misraim Hernández Fernández tiene 25 años, es hijo de un hombre de la clase trabajadora y estudia Ciencia Política en el Instituto de Ciencias Jurídicas de Puebla. El sitio web que creó junto con otros amigos se llama “Contingentepue”, que se unió a “Contingentemx”, dedicado a apoyar causas de derechos humanos.

Misraim, como la mayor parte de los jóvenes citadinos (el 71% de la población poblana es urbana, según el INEGI), navega por las redes sociales de internet. Conoce sus lenguajes, los mecanismos y los trucos del mundo virtual, indescifrables para muchos adultos.

Fue en las redes donde conoció a otros jóvenes poblanos y, aparte de las inquietudes propias de su edad, el interés que lo unió a una incalculable cantidad de otros chavos afines, dice, fue el hartazgo contra Mario Marín.

Cuenta: “Sabemos qué fue lo que pasó, pues en los ‘comments’ de Facebook, o los ‘tuits’ de Twitter, aparecían esporádicamente ‘trend-topics’ sobre temas de impunidad, la corrupción o la rendición cuentas en Puebla. Así, personas que por otra vía nunca hubiéramos entrado en contacto, lo hicimos y dejamos de estar en la pura queja para hacer algo contra lo que era evidente: corrupción, impunidad, negociazos y ostentación de funcionarios del gobierno de Puebla”.

“Nos hartamos, eso pasó”, sostiene, por su parte, Guillermo Morales Sotomayor, de 37 años, abogado por la Universidad de Las Américas, especializado en Derecho Electoral, co-fundador de “Puebla Vigila”, un sitio en la web con 823 amigos en Facebook que surgió como un grupo interesado en observar que en las elecciones pasadas no hubiera acarreo de votantes, urnas “embarazadas” o que se cometieran delitos electorales bajo el amparo del aparato gubernamental poblano y que ha devenido en una asociación que exige que se vuelva común que los funcionarios estatales y municipales respeten las leyes de transparencia y no cometan abusos de poder.

Así como Misraim y Guillermo, jóvenes profesionistas que acumulan cientos de amigos y seguidores en las redes y que formaron grupos o redes entre internautas para manifestarse contra las irregularidades en el gobierno de Mario Marín, otros jóvenes, de otros niveles socioeconómicos, considerados casi marginales, también manifiestan su fastidio por ver la ofensiva ostentación de los funcionarios del gobierno marinista.

JUNIORS MARINISTAS

Un ejemplo que subrayan es el del hijo de Javier García Ramírez, secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, joven de 25 años de nombre Adam, a quien le critican tripular un automóvil de importación, marca Maserati, cuyo costo rebasa el medio millón de dólares.

Jonathan Sánchez, de 19 años, estudiante de preparatoria en el COBAEP, y cuyo ingreso familiar no rebasa los 10 mil pesos mensuales, afirma:

“Es francamente ilógico que los funcionarios exijan a todos que cumplan con una serie de trámites y a ellos nadie les pueda reclamar nada, ni sus conductas prepotentes, ni la exhibición de la riqueza que tienen, mientras que la mayor parte de la gente se queda callada, o por conveniencia, o por miedo. Yo no le tengo miedo a exigirle a Mario Marín que pague todo lo que debe. Al ver en Facebook que había una campaña para que se le haga una revisión sobre en qué gastó, cómo lo gastó y cuánto tiene él como patrimonio personal, me sumé a la protesta.”

Agrega molesto: “¿Por qué no lo hace? Es como si mi papá me dijera que no fume y él fumara. En las redes hasta mentadas de madre le dejamos, porque ya estamos cansados de que nos vean la cara”, dice airado el joven Sánchez.

Y sugiere: “Ha de querer que hagamos una manifestación como la que hicieron los universitarios en mayo de 2007, porque subió (el precio) el transporte y todos los jóvenes salieron a la calle a manifestarse… Bueno, pues si eso quiere…”

DE LO VIRTUAL A LO REAL

Guillermo Morales sostiene: “Somos totalmente apartidistas como peticionarios o movimiento conjunto que pide fin a la impunidad, aunque cada uno de nosotros tengamos o no simpatía o afiliación a uno o más partidos políticos. Pero eso no importa, ni nos extraña que con eso quieran descalificar el gran descontento que existe en Puebla.”

Si saliéramos a la calle, advierte, “como hemos estado ‘tuiteando’ o comentando en Facebook, pues yo creo que sería una manifestación de proporciones homéricas, pero creemos que no es necesario, basta y sobra con exigir y documentar una petición que está basada en las leyes bajo las cuales

 

los gobernantes, y en nuestro caso específico Mario Marín, dice o aparenta regirse”.

Conectados, estos jóvenes más tarde hicieron contacto personal para unirse a los adultos en su petición de reformar la Constitución estatal para que se incluyan en ella las figuras legales en las que la sociedad civil se apoye para participar activamente en la administración pública de la entidad: referéndum, plebiscito y revocación de mandato.

“El objetivo es que si bien no vamos a ir tras una serie interminable de gobernantes que no han dejado muy claro su mandato, sí podemos sentar el precedente de que la sociedad poblana y, sobre todo, nosotros, los jóvenes, no estamos dispuestos a que se prosiga con esa tendencia autoritaria de no reconocer que la ciudadanía es la mandante y el Ejecutivo el mandatario”, dice Ángeles Navarro Rueda, abogada egresada de la Universidad de las Américas y promotora de “Puebla Vigila”.

También responsable de la campaña on-line para recaudar firmas que le exijan al presidente Calderón que se audite al gobierno de Marín, y que en sólo tres días recaudó medio millar de adherentes, Ángeles Navarro advierte: “Estamos en una democracia y así lo entendemos. No tenemos miedo”.

Por su parte, José Antonio Ávila López, originario de la capital poblana, de 19 años, chef y esteticista, sin adhesión a ninguna causa, pero firmante de la petición de Ángeles Navarro y “facebookero” con más de mil contactos, señala valiente:

“Precisamente, porque somos jóvenes, queremos romper con la inercia de que en Puebla se puede robar o burlarse de la ley y no pasa nada. Por lo menos, por lo que a nosotros corresponda, no lo vamos a permitir: ya estamos hartos”.

No sólo en la red han roto el silencio los jóvenes. También se han conocido en persona y acuden a las convocatorias de otras organizaciones que promueven la participación ciudadana para que –como afirma el empresario Gerardo Navarro, de http://www.integradoradeparticipacionciudadana.org–, acudan a charlas sobre temas como la democracia, la transparencia y la participación electoral.

“En la medida que los jóvenes se hacen más conscientes y más participativos, heredamos una ciudadanía más responsable, más comunicada y con más herramientas para ayudar a que los gobiernos le sirvan a la sociedad y no se sirvan de ella, además de que se encauzan las inquietudes y utilizan los cauces que las mismas leyes proveen para tomar decisiones. Sí hay una efervescencia entre los jóvenes”, dice el empresario.

El propio gobierno poblano, a través del Instituto Poblano de la Juventud, apenas en agosto pasado publicó que en Puebla existen más de 160 mil chavos que ni estudian ni trabajan y solamente el 40 por ciento de los jóvenes del estado acceden a la educación media y superior en instituciones públicas.

ÁRBOL QUE NACE TORCIDO…

El gobierno de Marín se descompuso al poco tiempo de iniciar. Muy pronto, los indicadores de desarrollo humano cayeron y los más afectados fueron los indígenas (cercana a los 700 mil), a quienes les prometió atención y lo que recibieron fue abandono.

Sólo el 35 por ciento de la población tiene derecho a los servicios públicos de salud, existen más de un millón de hectáreas de tierras improductivas y hay casos irresueltos de atentados contra los derechos humanos, como el caso de Lydia Cacho –archivado desde 2006– y la represión de Azumiatla, en abril de 2009.

En su administración se sumaron 66 recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. No se crearon los 52 mil empleos que el crecimiento demográfico de Puebla requiere. No creció nada el sector exportador, apenas el 4% de las empresas poblanas vende al extranjero.

Más aún, la deuda pública rebasa los 10 mil millones de pesos, triplicando la cifra con que Marín recibió la administración estatal, que fue de 3 mil millones de pesos.

Los entrevistados por Acentoveintiuno coinciden en que si el gober precioso cree que la población joven de Puebla es manipulable o se deja engañar, “pues que se dé cuenta que estamos despertando y vamos a actuar”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s