Cita

Tengo una hija espectacular.

Mi hija se llama Roxana Alexandría. Es una hija nacida de la voluntad, porque me aferré a procrearla y parirla cuando todo me era adverso. También es hija de la pasión irrefrenable, de música estridente y, el día del parto, a través de la ventana, le pedía a los dioses del Olimpo que la dotaran de gran belleza y espirítu valeroso. Pensé, adormecida por los dolores del parto, que en ese estado había méritos para rogar a las deidades. A todas. Hasta que se me ocurrió hacerlo ante el Dios de los judíos, el de los profetas.

Ahora han pasado 18 años de ese suceso. Mi hija es bella, indomable y voluptuosa. Su cuerpo está lleno de blanduras y curvas y su rostro altanero deja ver a la guerrera que hay en ella. Peleo mucho con ella porque las mujeres como nosotras no dicen sí a la primera, ni se creen todo lo que oyen, ni obedecen mansamente: no lo hacemos. Además tiene el arte transcurriéndole por las venas, transformándose en dibujos mágicos, en trazos insinuantes y propuestas impensables. Es hija de Afrodita, de Apolo y de Diana (o Artemisa, como sea), pero lo más importante, es hija de la vida. Tiene la fuerza de la voluntad, un poco salvaje todavía, pero es la vida y la confianza que ésta me tuvo. Mi hija tierra, mar y cielo. Mariposa y flor. Águila y pantera. Amorosa con los niños, los animales y los viejos. Es tan valiente que le tengo miedo a su osadía y temeridad.  Mi carne en otra carne. La amo absurda y ciegamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s