Desde 2005, cuando me corrieron ignominiosamente de Ediciones y Revistas, S. A. de C. V., allá, por Vallescondido, y don Carlos Villaseñor no me pagó mi liquidación –ya se me hizo hábito– pensé en crear un lugar en el que la gente común, el ciudadano de a pie, o el más picudo de los picudos, pudiera solicitar la comunicación que quisiera, desde cartas de amor, relatos, poemas, oficios, notas, noticias, artículos, reportajes, ensayos, etcétera. Se me hizo entonces muy ambicioso y mi lastimero equipo no podía. Comencé, entonces, a tener dos chambas, una para comer y otra para hacer lo que me gusta. Así, vendí casas para Homex –por cierto, que tampoco recibí, al final, el pago que debía, ya les contaré al respecto–; hice reportajes free-lance para mi amada revista de toda la vida "Contenido" –que no es ni sombra de lo que fue– y trabaje como subeditora en una editorial de libros chafas Editores Mexicanos Unidos. En mis ratos libres le hice un e-book a una amiga, reportajes principales a otro y corrección de estilo a uno más. También me pidió un conspicuo jefe de prensa de un ahora presidente municipal mexiquense que le ayudara con su campaña. Viví, amigos, viví de lo que sé hacer y me dio mucho gusto. No soy una geek, así que poco a poco comencé a pensar en cómo hacerle. Me uní a Difunet, con mi amigo Renato Consuegra y le escribo los contenidos, para él y sus clientes. Así que ahora, para mí, por mí y para ustedes me encargaré profesionalmente de hacerles sus textos y contenidos para objetivos bien segmentados. Ustedes dicen.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s